El barco que se pensaba no era práctico por el tiempo invertido, vuelve a estar presente.

No hace muchos años, unos 40, la gente cambiaba de continente en este medio de transporte. Se embarcaba en un recorrido por el Atlántico: 15 días de duración, con cabotajes y ocio incluidos. Con la Compañía Ibarra y el Cabo de San Roque o San Vicente hacían el trecho que separaba la vieja Europa del continente americano. Para muchos era un viaje de placer, para otros un cambio de vida con ganas e ilusión de encontrar en Argentina un futuro mejor.

Con el ritmo frenético de vida que llevamos los que viajan en  esos cruceros suelen ser jubilados, con otra percepción del tiempo, sin prisas y con ganas de vivir esa experiencia.

Las flotas de los barcos cambian de hemisferio y han encontrado esta opción como una oportunidad para ofrecer camarote a precios razonables; además de una agradable estancia de 15 días con las ventajas que ofrece un crucero. Parten de Valencia y visitan Lisboa, Canarias y norte de Africa.

Más información:

http://www.crucerospromo.es/es/paquete-crucero/transatlantico-iberocruceros-grand-celebration/id,340015/

Barco

Toda una experiencia.


Deja un comentario